lunes, 1 de junio de 2015

Años pares



Qué pena, no volveré a estar así de triste nunca más.