martes, 26 de mayo de 2015

Límite



Me gusta inquietar.
Una búsqueda desesperada de comprensión.
De compartir esta desazón, aunque sea por un rato.