lunes, 28 de octubre de 2013

Lo que nos hace humanos.



La Radio suele estar siempre encendida y funcionando todas las mañanas desde bien pronto, aunque normalmente no me paro a escucharla. Solo cuando coincide oigo alguna frase suelta o, a veces, me quedo algunos minutos si me interesa lo que estoy oyendo. Hoy, sin querer, escuché a un hombre hablar sobre "lo que nos hace humanos".

Solo recibí esas palabras, y automáticamente mi cerebro de lunes localizó cada archivo de audio que ha ido grabando a lo largo de su vida acerca de este tema y me los reprodujo todos a la vez, de manera que no entendí ni una sola palabra, pero sí comprendí que son muchas las cualidades que se suelen considerar propias y únicas de los humanos. Nuestra esencia, el quid de nuestra cuestión.

Entre ellas, la creatividad. Pero también la empatía, la imaginación, la capacidad para hablar, para resolver problemas, la ética, la sensualidad.. Todo cualidades positivas, qué curioso.

Sin embargo, yo opino que lo que nos hace humanos no es nada de esto. Ser humano es ser ruin, insostenible, mezquino, destructivo, vicioso y venenoso, para ti mismo y para los demás. Son las únicas cualidades humanas genuinas, que no encuentro en ningún otro ser vivo. Todo eso es nuestro y de nadie más. Lo que nos hace humanos es la guerra, la envidia, la frustración, la destrucción, la crueldad, la imposición de reglas arbitrarias. 

Pero somos animales y podemos romperlas. Debemos romperlas, al menos de vez en cuando. Para mí, no hay nada más divertido ni que cause más placer que romper reglas. Llámame hedonista si quieres, me da igual, pero es que yo no le veo sentido a una vida sin placer.

A lo mejor es ahí donde se convierte el animal en humano. En el placer. En la capacidad de sentir placer sin otra pretensión, o de provocarlo. El placer por el placer.



Joel:  El sexo debería ser salvaje.
Maggie:  ¿Salvaje?
J:  Sin reglas, y libre. Somos animales, ¿no? Al final, básicamente, todos somos lobos con piel de cordero.. Siempre quería más.
M:  ¿Más?
J:  Sí.. No la frecuencia, no me refiero a la frecuencia (aunque también sería estupendo), pero.. yo quiero más intensidad. Quiero poder salir de mí, fuera de mi piel.. ¡Quería que el sexo fuera como arrancar la vida de las fauces de la muerte!
M:  ...
J:  ¿Está bien?
M:  ¿Por qué?
J:  Estamos a bajo cero y está empezando a sudar.

Doctor en Alaska, 2x01