miércoles, 20 de enero de 2016

Tres


No soy un trozo de carne.
No tiene nada de malo que me veas así.
Que te mueras de ganas de tocarme.
Me parece algo natural.
Lo que me parece una basura es que me mientas.
Que actúes como si fuera otra cosa.
Que me digas lo que tú piensas que quiero oír.
Para que acceda a tener sexo contigo.
Preferiría la verdad.
Porque a mí también me gusta tu cuerpo.
Y también me apetece tocarlo.
Así que no hace falta que me hagas sentir especial.
Ni que me cuentes tus cosas.
Ni que finjas que te importan las mías.
Puede que para ti sea un trozo de carne.
Pero entre persona, animal y cosa, cosa es lo único que no soy.
Jugando con lo de dentro, me humillas.
Me reduces a lo de fuera.
Y lo de fuera es lo menos valioso que tengo.
Lo siento, pero eres gilipollas.
Has cogido un buen libro y lo has usado para calzar una mesa coja.
Has cogido jamón ibérico y has hecho un bocadillo con pan de molde.
Te has ido de viaje al otro extremo del mundo y no has salido del hotel.
Has encontrado una flor rara.. y te has limpiado el culo con ella.