lunes, 9 de marzo de 2015

Pronombres



Los matices de este idioma son tan afilados, que a veces variar una palabra perfora nuestro mundo.
Como cuando nosotros se convierte en yo.
O tú en él.

...


Lo siento por todo esto.
Te perdono por todo eso.
Gracias por todo aquello.