viernes, 28 de noviembre de 2014

Razone su respuesta



Echo de menos algunas cosas de mi cole:

Apuntar la fecha todas las mañanas.
Llamar seño a la seño.
Escribir en la pizarra.
El recreo.
Las tijeras de punta roma.
Leer en voz alta.
Saberme la lección.

En el cole, cuando la seño nos hacía un control, al final de las preguntas difíciles siempre añadía "razona tu respuesta". Era la parte que más me gustaba. Sabía la respuesta, pero razonar siempre era un reto. Poner las ideas en orden, buscar las palabras y expresarme con claridad.

Todas las respuestas verdaderas se pueden razonar para que no quepa duda. Es la única manera de distinguir la verdad de lo que parece verdad y no lo es.