viernes, 16 de marzo de 2012

Medio miedo.



El Hombre Gato dijo una vez al ver esta foto: Qué suerte tiene, su correa es visible.

Ojalá mis correas lo fuesen. Puedo sentirlas, pero no sé dónde están.

Y es que estoy muy cuerda, pero a veces alrededor de mi cuello.