martes, 12 de mayo de 2015

Orgullo



El tiempo va pasando y te haces viejo. Lo notas, ¿eh?

No eres más que uno más. Aunque seas especial, no eres superior.
No puedes hacer las cosas que te duele que te hagan y luego dormir como si nada.
¿Me equivoco?
Nosotros, los demás, no somos perfectos, pero tú tampoco.

Juzgarnos sin reconocer tus defectos no te hace mejor.
No eres mejor que él. Que ella.
De hecho eres peor, porque podrías ser mejor y no te atreves.
Te encierras y te escondes para que nadie vea ese corazón enorme y cobarde.

Que no te parezca raro cuando mires a los lados y nos veas a todos cada vez más lejos.
A las personas que quisiste y que te quisieron, ya tan lejos que no nos distingues.
Lo único que te quedará entonces será ese orgullo tuyo, reseco, con grumos, intragable ya.

1 comentario:

  1. Me ha gustado mucho, con tu permiso lo comparto en mi Facebook.

    ResponderEliminar