sábado, 6 de febrero de 2016

La vida


No es como si me lo hubiera ganado
o si alguien me hubiera preguntado
si quería vivir.
Simplemente nací.
Ya está.
Por eso digo yo
que tendré derecho a no querer vivir
o a no aprovechar mi vida.
A dejarla correr
malgastarla
como el agua del grifo
mientras me cepillo los dientes.