viernes, 9 de octubre de 2015

Pelos en la lengua


No hay nada más atractivo que ser un buen conversador
ni nada menos atractivo que no serlo.