miércoles, 1 de julio de 2015

Caer bien



Lo más importante no es cómo caes, sino cómo te levantas.

Es la misma diferencia que hay entre causar una buena impresión y mantenerla en el tiempo.