domingo, 28 de junio de 2015

Se me va de las manos


Me gustaría tener un interruptor en la cabeza.
Para apagarla cuando quiera.
Y dejarme llevar.