sábado, 16 de agosto de 2014

Siempre es ahora.



Soy un gato en tensión antes de dar un salto.

Una catapulta lista para disparar.

Un muelle fuera de su posición de equilibrio.

Tic.

Tac.

Ya no me acuesto por las noches pensando "mañana, otro día más".

Ahora pienso "mañana, otro día menos".