jueves, 30 de agosto de 2012

Harapiento, pero no me arrepiento.

Escribo este post desde un portátil Acer con Windows Vista para mi blog hecho a partir de una plantilla de Blogspot mientras llevo ropa de pijama con la que suelo salir a la calle.

Soy una cutre, sí.

No finjas, no te habías dado cuenta. O a lo mejor sí, pero no te habías parado a pensar demasiado en ello.

¿Por qué?

Por lo mismo que no te fijas en una camiseta, sino en las tetas que van dentro. Lo importante es el contenido, no tanto la forma.

La forma está bien, hay que cuidarla, lo sé. Pero no más de lo que cuidas el envase de un buen producto.

Si le das demasiada importancia al envase.. es porque lo que tienes que ofrecer es una basura y necesitas disfrazarlo para que nadie se dé cuenta.




*Dedicado a Javi y a Julia.