viernes, 11 de mayo de 2012

Falacias felices.



Creo que la suerte podría definirse como la proporción entre las cosas buenas que te pasan y las malas. También podría llamarse suerte al azar.. buena cuando es favorable y mala cuando no. Para mí, la suerte es un mecanismo del cerebro humano para dar algún sentido a las cosas que no comprendemos, del tipo.. Aprobé aquel examen del que no tenía ni idea porque llevaba mis calzoncillos de la suerte.

Yo siempre digo que no creo en la suerte, que no soy supersticiosa. En realidad lo digo para hacerme la guay, porque aunque no sigo las típicas creencias populares relativas a espejos, conejos mutilados, herraduras y xenofobia gatuna, sí que tengo algunas costumbres idiotas que han sobrevivido desde de mi niñez. Todas ellas relacionadas con el famoso ad hoc, ego propter hoc. Esto es muy incoherente con mi pensamiento racional, pero me da lo mismo.

Sea como sea, hoy me he encontrado con este trébol de cuatro hojas y creo que me va a dar suerte de la buena. No porque haya ninguna explicación científica que relacione a las plantas con el devenir, sino porque la autosugestión es poderosa, y me da la gana a mí de tener buena suerte.



*NOTA: El trébol es auténtico. Preguntadle a Toffe si no me creéis, que no daba crédito.